13
jul

Continuamos con los consejos para almacenar correctamente frutas y verduras y nos duren más tiempo frescas y en buenas condiciones en el hogar.

A la berenjena no le gusta la humedad, mantenla en la nevera en recipiente que pueda mantenerse seca. Asimismo está recomendado mantenerla aislada del resto de verduras ya que reacciona con el etileno producido por otros vegetales y se estropean antes de tiempo.

Para guardar el brócoli lo haremos en un recipiente y lo metemos en la nevera, cuidado que no tenga exceso de humedad. Otra opción es meterlo en un tarro con agua y mantenerlo dentro o fuera de la nevera. Como en la foto

El calabacín se puede almacenar fuera de la nevera en un lugar con poca luz y fresco. Si lo guardamos en la nevera lo envolveremos en una hoja e papel o servilleta ligeramente húmeda.

El caqui y persimón se mantienen bien en lugares frescos, si están maduros los puedes mantener en un recipiente en la nevera, evitando la humedad. Además si los troceas los puedes congelar y sarlos en riquísimos helados y batidos.

Las cebollas necesitan un lugar bien aireado y con poca luz. Debemos guardarlas en un sitio sin humedad y en el que pueda circular bien el aire.

Comments are closed.