29
sep

Los consumidores españoles tiran alrededor del 18% de la comida que compran; se desperdician más de 7,7 toneladas de alimentos al año, según detalla la FAO

El 29 de septiembre es el Día Mundial de Concienciación sobre la Pérdida y Desperdicio de Alimentos. Una fecha para recordar, que tirar comida es un lujo que no nos podemos permitir. Los consumidores españoles tiran alrededor del 18% del total de la comida que compran; se desperdician más de 7,7 toneladas de alimentos al año, según detalla la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En España se consumen aproximadamente 170 kg por persona y año de fruta y verdura, y de esos, terminan en la basura más de 30 kg.

Con el aprovechamiento de los productos frescos conseguimos evitar sobreexplotación de recursos naturales ya que los recursos utilizados a lo largo de la cadena de producción y suministro estarían bien aprovechados, evitando así emisiones de gases de efecto invernadero, aprovechamiento al máximo de los terrenos agrícolas y sobre todo del agua.

Se aprovecharían al máximo los terrenos de cultivo envitando la pérdida de suelo forestal para actividades agrícolas. En la actualidad se mantienen, riegan y se fertilizan el 30% de suelos agrícolas para producir alimentos que nunca serán consumidos.

 

KEEPCOOL lucha contra el desperdicio de frutas y verduras

Preocupados por la sostenibilidad, la optimización y el aprovechamiento de los recursos y sobre todo evitar el desperdicio alimentario, KEEPCOOL tiene una gama completa de productos para conservar las frutas y verduras, desde el productor, pasando por la cadena de suministro y transporte y llegando hasta el punto de venta.

Del campo a tu casa evitando desperdicios

El año pasado, KEEPCOOL consiguió evita tirar a la basura 3.5 millones de kg de fruta y verdura al mes. Con lo que evitamos de desperdicio de frutas y verduras, se podría dar de comer a 250.000 personas durante un año.

El tema cobra aún más importancia en nuestros hogares. Las frutas y verduras se desprecian desde el productor hasta el consumidor final. A todos nos ha pasado que compramos frutas y verduras y se olvidan en el frigorífico hasta que huele mal o se nos ha enmohecido completamente.

Nuestro siguiente reto :

Conseguir que todos los hogares puedan disfrutar de los beneficios de nuestro sistema para conservas los productos hortofrutícolas y así evitar aún más el desperdicio.

 

Comments are closed.